24 de noviembre de 2012

Chichonera o Protector de barrotes para Cuna


A tod@s nos gusta que nuestra casa no sea la copia de la casa del vecino. Nos gusta que nuestro espacio sea personal, distinto y con nuestros colores. Ponemos especial interés en los rincones de casa, en los marcos que usamos para las fotos que dicen de nosotros o simplemente en los muebles.

Entonces, ¿Por qué cuando decoremos la habitación de nuestr@ pequeño nos vamos a ceñir a lo que nos ofrece el mercado?
Con el montón de telas y materiales que nos ofrece el mercado con esta entrada te propongo que confecciones tu propio protector de barrotes (o conocido comúnmente como Chichonera) para la cuna de tu bebe.

Es un trabajo rápido de confeccionar y por poco dinero conseguirás esa habitación de catálogo que a tod@s nos deja con la boca abierta, pero con esas telas que dicen mucho de ti y esos colores que te gustan y relajan.
Materiales:
Espuma o interior de chichonera: El relleno yo lo compré en el IKEA (Chichonera del Ikea) pero también puedes reciclar el de algún amigo o hacerlo con espuma.
Cinta: Para atarlo a los barrotes y decorar. Yo he usado cinta de raso rojo a juego con la cinta del estor.
Material de costura: Tijeras, dedal, Hilo de coser y máquina de coser.
Pasos: 
1- Toma medidas. Mide el ancho y alto de tu chichonera. Mide el perímetro de la cuna.
2- Prepara la tela. Seguro que la tela no va a tener el largo total de tu chichonera. Así que puedes cortar la tela por tramos (4 tramos: Dos tramos estrecho (Ancho de la cuna) y otros dos Largos (largo de la cuna). Cuando cortes la tela acuérdate de añadir 3cm a cada tramo para realizar las costuras de unión sin problemas.
Para que no te salgan los tramos torcidos (muy interesante si la tela que has elegido tiene los dibujos demasiado alineados), te recomiendo que la marques sacando con cuidado hilo de la tela. Así conseguirás líneas y tramos de tela totalmente rectos. Si lo vas a hacer así, en vez de añadir 3cm de más al largo añade 6cm, porque las telas nunca te las cortan perfectas.
 
 
 
3- Sobrehila todos los laterales de los tramos de tela.
4- Hilvana uniendo los tramos de tela. Así tendrás el largo de tu chichonera. Pásalos a máquina.
5- Cose el largo de la chichonera. Así obtendrás un tubo, similar a la funda de una almohada. Este paso puedes prepararlo hilvanado primero y luego pasándolo a máquina o directamente pasándolo a máquina.
6- Plancha las costuras manteniéndolas abiertas.
7- Introduce  el relleno de la chichonera. Prueba en tu cuna. Es el momento de ver y marcar dónde vas a poner las cintas de sujeción a los barrotes.
8- Corta los tramos de cinta de unos 60cm, tantos como creas necesarios para atar la chichonera a los barrotes. Yo te recomiendo: uno en cada esquina y dos más en el centro del largo de la cuna.  Cóselas con pequeñas puntadas.
Si los barrotes de tu cuna son estrechos, solo tienes que dar unas puntadas a la cinta. Pero si quieres atarlo a los barrotes anchos de la cuna, tendrás que coser la cinta al principio y al final del barrote. Así hará más fuerza y no se moverá.
 
 
9- Ajusta el tamaño de tu chichonera a la cuna. Si tu chichonera la has hecho completa, mete un tramo dentro del otro y cose unos clips por la parte interna de la tela. Conseguirás que estén ocultos y que no se salga el relleno. Además quedará más sujeta y tensa a los barrotes.
 
  
Algunas sugerencias de costura para tu chichonera:
    *En mi caso le añadí un ENTREDOS a la unión de los dos lados de la chichonera para poner un toque diferente. 
*Si tu tela es simple, sin dibujos, añade pequeños bordados a lo largo de toda la pieza o solo en la parte del cabezal de la cuna.
*Cintas de raso siguiendo el perímetro de la cuna. Si te decantas por esta opción tendrás que coserlas a máquina antes cerrar la chichonera (paso 5).


Fácil, ¿Verdad?. Es un bonito regalo que puedes crear tu mism@ para un familiar y/o amig@. No lo dudes más, compra la tela y ponte manos a la aguja.

Feliz día Am@s de casa.